Durante nueve meses, quince jóvenes se han formado y han trabajado en mantenimiento de jardines y zonas verdes del municipio.

El pasado jueves, 30 de diciembre, finalizaba 'Hortus Viridi' un proyecto subvencionado por el Servicio Regional de Empleo y Formación que alterna formación y trabajo efectivo y en el que han participado 15 jóvenes beneficiaros de Garantía Juvenil.
    El proyecto se inició en marzo y ha tenido una duración de nueve meses. En los tres primeros, los alumnos se han formado en un Certificado de Profesionalidad de Nivel 2 en la especialidad de 'Instalación y mantenimiento de jardines y zonas verdes'. En los seis siguientes, han sido contratados por el Ayuntamiento de Mazarrón con un contrato formativo en el que los alumnos trabajadores  han realizado trabajos en jardinería de interés social.
    Durante esta etapa de trabajo efectivo se ha procedido a rehabilitar las zonas verdes del Cerro del Molinete y Cabezo de Santo dotándolas de vegetación  (Morus Alba, Tetraclinis articulata, Pinus pinea, Quercus ilex rotundifolia, Juniperus thurifera, Celtis australis, Violas, Selbia, Artemisas o Minica Falla), mejorando así la calidad medioambiental.
    Además se ha vuelto a poner en valor  el jardín etnobotánico Mastia, convirtiéndolo en un entorno verde visitable para que los ciudadanos conozcan la relación entre las especies vegetales y el ser humano.
    A través de los módulos complementarios del Programa Municipal de Empleo y Formación (PMEF), como el de 'Búsqueda y mejora de empleo' o el 'Proyecto Ícaro', los alumnos han adquirido competencias en la búsqueda y mejora de empleo, así como el desarrollo de sus competencias sociales para poder mantener un puesto de trabajo.
    Desde Empleo se ha organizado y seguido con mucho interés este proyecto, considerando que este tipo de formaciones son muy necesarias para la evolución del municipio y de las personas en formación.