0
0
0
s2sdefault

Algunas de las ventajas de usar estos dispositivos son que se estimula la atención de los alumnos.

La Comunidad ha procedido a la instalación de 430 nuevas pizarras digitales en un total de 345 centros educativos de la Región de Murcia, de las que ya se benefician alumnos y docentes. Estos dispositivos funcionan como un monitor interactivo y táctil, que sustituye a la pizarra tradicional y que permite no solo una capacidad multimedia, sino también mayor flexibilidad para mostrar contenidos a los alumnos.

La Consejería de Economía, Hacienda y Administración Digital, a través de la Dirección General de Informática y Transformación Digital, ha sido la encargada de adquirir e instalar estos equipos, con una inversión de 491.000 euros de fondos propios. Para ello ha contado con la colaboración de la Consejería de Educación y Cultura, que ha priorizado la instalación en aquellos colegios e institutos que están incluidos dentro del programa educativo de Centros Digitales.

El objetivo de esta medida es incorporar material de última tecnología y con mayor número de funcionalidades, en consonancia con los nuevos modelos pedagógicos. Así, la pizarra digital interactiva consta de una pantalla táctil que, conectada a un ordenador y a un videoproyector, permite interactuar con el contenido.

Algunas de las ventajas de usar estos dispositivos son que se estimula la atención de los alumnos, ya que las clases resultan más dinámicas; que se fomenta su participación; que facilita la presentación y el debate de informaciones; que permite la consulta y el análisis de la prensa digital, o que posibilita las presentaciones interactivas. Los centros receptores de las pizarras digitales han podido elegir los cursos y aulas en los que resultaba más necesaria la instalación.

Otras medidas impulsadas por la Consejería de Hacienda para la transformación digital en el ámbito educativo han incluido la adquisición 3.000 ‘tablets’ y 2.000 ‘chromebooks’ para alumnos de Educación Primaria; 3.700 ‘chromebooks’ para alumnos de Secundaria; 1.700 portátiles para estudiantes de Bachillerato, así como 3.000 monitores con web para el profesorado.

Asimismo, la digitalización educativa ha incluido la instalación de 23.000 ordenadores de última generación, en sustitución de equipos más antiguos; la formación del profesorado en programas de videoconferencia, el suministro de videoproyectores o el refuerzo de puntos wifi en los centros, entre otras medidas.