69 horas rodadas y 9.500 metros positivos acumulados en 9 días para este intrépido mazarronero miembro del Club Ciclista 9 y Media.

José Francisco Vivancos ha recorrido en su bicicleta de carretera con ruedas adaptadas para poder ser utilizadas también fuera del asfalto, los 1.600 kilómetros que distan entre Ginebra y Mazarrón. Nueve días de aventura con 69 horas rodadas y 9.500 metros positivos acumulados para este intrépido ciclista amateur miembro del Club Ciclista 9 y Media de Puerto de Mazarrón.

El mazarronero conocido como José 'Campanero', por la gerencia del popular Bar Vivancos del Puerto, llevaba prácticamente de todo (tienda de campaña, saco de dormir, hornillo, GPS, baterías, ropa...) en tres bolsas: delante del manillar de la bici, otra trasera en el tubo del sillín y una más en la horquilla.
    Desde la ciudad suiza, José durmió en las localidades francesas de Burcin, Orange, Beziers y Cerbère; y en las de la costa española de Tosa del Mar, Tarragona, Castellón de la Plana y Calpe. Y no siempre en hoteles, también pernoctó en el bosque o una noche debajo de un puente "con demasiada vida nocturna y rodeado de animales", comenta el joven.

"Es un viaje que tenía en mente por puro placer deportivo y también gastronómico, porque he disfrutado mucho de la comida", explica este enamorado del Mediterráneo que pudo contemplar paisajes espectaculares. Para el próximo reto, ya se lo están planteando, no descarta recaudar fondos para alguna asociación.    
    Toda una experiencia para este aventurero que tuvo un final feliz el pasado domingo, 18 de septiembre, con la llegada a casa acompañado en los últimos kilómetros por varios miembros del Club Ciclista 9 y Media.