Banner whatsapp

Una jornada técnica aborda las medidas de detección temprana para que no proliferen estos insectos en hogares o colectividades.

La consejería de Salud recuerda que la prevención y el control son muy importantes para evitar la presencia de las chinches de cama y apela a adoptar medidas de precaución en los hogares para evitar su proliferación.
    El director general de Salud Pública y Adicciones, Jose Jesús Guillén, participó en la jornada técnica organizada por la Consejería de Salud en el hospital Morales Meseguer en torno a este asunto de actualidad por su reciente aparición en países europeos.
    Guillén destacó que las chinches de cama no representan una amenaza para la salud, pero su presencia puede ser un inconveniente para la población a causa de sus picaduras, que “en casos extremos pueden ocasionar trastornos del sueño, insomnio y estrés por la inquietud que generan y por el daño reputacional que supone su presencia en hogares, en colectividades o en el ámbito de los alojamientos turísticos”.
    La clave para evitar la proliferación de estos insectos, indicó, “está en la detección temprana y la acción rápida”, por lo que se recomienda mantener un entorno limpio y ordenado en las casas, así como lavar regularmente la ropa de cama y cortinas en agua caliente y secarlas a alta temperatura. Hay que tener en cuenta que el uso de vapor a presión ayuda a eliminar a las chinches y sus huevos.
    También se pueden emplear plaguicidas domésticos autorizados si se conoce dónde se encuentran los insectos, aplicándolo siempre según sus instrucciones.
    Asimismo, se aconseja acudir a profesionales de control de plagas si se sospecha o confirma una gran infestación, ya que ellos tienen el conocimiento y las herramientas necesarias para tratar el problema de manera efectiva.
    Las chinches de cama son insectos diminutos que se alimentan de sangre tanto humana como de animales. A menudo se esconden en grietas y rendijas, lo que hace que su detección sea un desafío. Es importante aprender a reconocer las señales de su presencia, como picaduras en la piel, manchas de sangre en las sábanas o excrementos oscuros.
    Suelen pasar por un periodo de hibernación durante los meses fríos, aunque en nuestra región pueden estar activos casi todo el año, y a menudo se esconden en cortinas, paredes u otros huecos. Les gusta el calor y la luz del sol.
    Si se viaja, hay que comprobar las habitaciones en donde se alojen los viajeros, así como el equipaje y pertenencias antes de regresar a casa. Al adquirir muebles usados, hay que verificar su estado, ya que la comprobación cuidadosa puede prevenir la introducción de chinches en el hogar.
    Las conferencias de la jornada han corrido a cargo del doctor Manuel Segovia, presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía, que ha ofrecido una charla sobre insectos y otros artrópodos vectores de enfermedades infecciosas, también han intervenido representantes de empresas experimentadas en controles de plagas, así como la doctora Shirley Pérez, especialista en Medicina Preventiva del hospital Reina Sofía y José María Cámara, del departamento de control de Vectores del Ayuntamiento de Madrid.

Banner final de artículos PORTADA
Banner final de artículos APP
Banner 1 PORTADA
Farmacias de Guardia
Playas de Mazarrón (2)
Servicios